La rotulación de vehículos de empresa es, sin duda, el mejor escaparate para hacer publicidad ya que es un soporte publicitario que está en constante movimiento y que, al día, puede ser visto por muchas personas.